Las tazas y los late-show

las tazas y los late show

Entre los elementos clásicos de la puesta en escena de los late night shows, el programa de Carson destacó por el uso de una mesa escritorio, y sobre esta, un micrófono de estilo radiofónico y un sofá al lado, reservado para los invitados. Además, este comunicador siempre tenía consigo, sobre la mesa y a la vista, una caja de cigarros, un mechero, un cenicero y unos lápices. Aquellos objetos eran, más que elementos decorativos, puros amuletos de la suerte y barreras contra la superstición

Tres tazas de té, un cuento de Andrés Rivera

tres tazas de té, cuento de Andrés Rivera

Mi abuelo alquilaba un pequeño departamento de dos piezas en la calle Parral, cuando Parral era ancha y de tierra. En una de las piezas dormían mis tíos Físhale y Meier; en la otra, el abuelo. Yo, los fines de semana, dormía en la pieza de mi abuelo. Me desvestía, y me acostaba en su cama. Mi abuelo apagaba la luz de la pieza, se sentaba en una silla y encendía un cigarrillo. Al rato, me preguntaba si estaba despierto. Yo le contestaba que sí, que estaba despierto, que no tenía sueño.

Leer más

La primera taza de chocolate

chocolate a la taza

En México, el cacao se utilizaba como moneda para la realización de algunos pagos. Fray Jerónimo nunca regresó a España, pero envió un saco de semillas de cacao al abad del monasterio de Piedra aragonés, adjuntando la receta para confeccionar chocolate añadiendo vainilla, azúcar y canela.

Tazas de Guinness

tazas de Guinness

Algunas tazas son dignas de Guinness, en el sentido más estricto de la palabra. Prueba de ello, os dejamos unas líneas sobre la que es considerada la taza más grande del mundo –puede uno ahogarse en ella– y la taza más cara del mundo.